...blog personal de rubén rojas yedra

viernes, 22 de junio de 2012

"Señales" (6/12)

«Mañana volveré —dijo al fin—. A la misma hora.» Y efectivamente así fue. Cada día Jacinto corría a conectarse al Messenger con la esperanza ilesa por encontrar a su amada en estado «Conectado». Pero un día más, nada. ¿Y no podía salir a su encuentro, buscarla, encender la hoguera del náufrago, desplegar el material reflectante? Aún Jacinto no había comprendido que su amor ya solo se componía de recuerdos, que los discursos comunes flaqueaban y que hundirse en la indeterminación era quizás la única salvación al presente. Como el náufrago que no enciende fuego cuando ve pasar el avión.

miércoles, 20 de junio de 2012

"El producto más vendido de la sección" y "Presunto" (6/12)

El producto más vendido de la sección

La risa un poco ronca y una barba que siempre pincha. Entradas considerables, barriguita cervezera, ombligo ancho cercado de pelos, talones ásperos, exigua flexibilidad y lloros contenidos. En el asilo de ancianos, causan furor estos muñecos modelo bebé adulto. 

*Publicado en Narrativas. Revista de Narrativa Contemporánea en Castellano, 27, Oct.-Dic. de 2012 


Presunto 

-La risa un poco ronca y una barba que siempre pincha. Es lo que tenemos. Tendrás que hacerle reír o darle un beso. 

Al decirlo, Cabria se percata de la faena. Sabe que no va a funcionar el fingimiento. Le ronda la cabeza un retiro soleado. 

En el lugar acordado, el agente Belmonte espera con un café frío. Todas las risas le parecen roncas; todas las barbas, ásperas… ¡Un momento! El más viril, el más rudo de los hombres entra derecho a la barra y se sienta toscamente junto a Belmonte. 

-¡Ponme un gin tonic, maricón! 

Su sonrisa le delata.

jueves, 14 de junio de 2012

Pablo Gutiérrez (1978, Huelva, España)


Y por eso, embobarse con las cremalleras que de izquierda a derecha corren y descorren la playa es tan sublime como hacer sonar los címbalos alrededor de un sembrado de habas hasta que te sangren los dedos.
Si ninguna palabra tumba a nadie
si las líneas punteadas que hay al final
del manual están contadas,
si eso es lo estipulado           
voy a
devorar mi ración
de antimateria
antes de
desaparecer
Yo, nadificando, nadificando en la nada.

Fragmento de Rosas, restos de alas (2008)

miércoles, 13 de junio de 2012

"Consejos para" y "Precauciones" (5/12)

Consejos para 

Por lo que más quieras lávate bien esas manos antes de acostarte. ¿No pretenderás tocarla así? Vamos, date prisa que se. No hay que hacerla esperar, que se le va el. ¿Ya? Quita esa cara de bobo, hazle un gesto desde, que se note que. Quítate la ropa. Despacio. Más despacio. Pero no la tires a. Eso es. No apartes la mirada de ella, que sepa quién. Acércate insinuante, acaríciala suavemente. He dicho suavemente. Pero, hombre, con más, que parezca que. Abrázala con ternura. Poco a poco, animal. Así. Mejor. Ahora es el momento: hazle tu consulta a la almohada. 

*Publicado en Narrativas. Revista de Narrativa Contemporánea en Castellano, 27, Oct.-Dic. de 2012


Precauciones 

"Por lo que más quieras lávate bien esas manos antes de acostarte". Soy médico, pero es mi hija quien insiste en prevenirme. Nos lavamos juntos, callados: es nuestro ritual. 

Fue por soñar puntualmente con mi mujer. Intuía su llamada desesperada, andaba por calles oscuras. Entraba en un garito mugriento. Al fondo del pasillo, aire viciado. Desconocidos rodeaban a mi esposa embarazada, visiblemente agotada. Abrían paso a mi bata blanca. Me arremangaba, y en aquellas sucias, penosas condiciones asistía el parto… 

Cada noche cumplo el ruego de mi hija. Cree que, si el sueño se repite, podré salvar a su madre.

Noni Benegas (1947, Argentina)

La melancolía 

Si soy feliz, ¿por qué yo no me entero? 
¿por qué el matiz entre mejor y apenas 
no alcanza a desligarme de mis penas 
y estando bien también me desespero? 

Si tengo mucho, ¿qué otra cosa espero? 
y si poco, ¿por qué busco sirenas, 
y bailo atada a un mástil con cadenas 
al son de falsas letras que no creo? 

¿Por qué no hago una playa de este piso 
si tanto quiero arena, sol y luna 
y mágica adivino tras la duna 

la noche con sabor a paraíso? 
Ese vaivén del alma es porque añora 
el recuerdo de un algo que ella ignora.

Las entretelas sedosas, 2002

martes, 12 de junio de 2012

Encarna Yedra (1956, Utrera, España)

Flores azules de Van Gogh
(Acuarela sobre cartulina)



Flores de Nochebuena, Francisco Urbina
(Acuarela sobre cartulina)